QUE HACEMOS!

Descentralización y desconcentración

En la temática de descentralización, en la década de los años noventa del siglo pasado, Bolivia fue un referente de la cooperación internacional en América Latina. Proceso que estuvo ligado al proceso de Reforma del Estado en el marco de los acuerdos de Consenso de Washington, y sus éxitos llegaron a ser definidos como el "milagro boliviano". En ese contexto, la descentralización fue convertida en un "caso exitoso", al extremo de que se la difundía por todos los países de la región.

El gran logro obtenido por la descentralización, fue la creación del municipalismo. La presencia del Estado en el territorio boliviano fue posible gracias a la creación de esta instancia institucional.

La nueva Constitución de la República aprobada, luego de un proceso largo, complejo y conflictivo, en el que queda demarcado un proyecto de descentralización que tiene como eje dos elementos fundamentales: la constitución de un Estado plural, marcado por el énfasis plurinacional de su concepción y por un marco institucional de gobierno con cuatro niveles: nacional, regional, provincial, municipal.

En el ámbito municipal boliviano, la Ley de Municipalidades, la Ley de Participación Popular y la Ley de descentralización administrativa constituyen un referente legal dentro del cual se pueden plantear procesos de descentralización/desconcentración municipal y de planificación participativa como mecanismos e instrumentos fundamentales para atender de mejor manera las demandas de la población y desencadenar procesos de desarrollo económico.

En el caso de ciudades capitales que constituyen municipios netamente urbanos y que albergan importantes volúmenes de población, los niveles de participación de la sociedad civil en la gestión del desarrollo ha tenido problemas debido a la centralidad y verticalidad en el manejo administrativo y toma de decisiones sobre el uso y destino de los recursos situación que se traduce en desaprovechar las oportunidades y potencialidades de los respectivos territorios municipales.

La ciudad de Santa Cruz de la Sierra en el año 1950 contaba con 41.461 habitantes, el censo del 92 establece que la población asciende a 697.278 habitantes y el censo del 2001 estima que la población es de 1.116.059 habitantes por tanto la ciudad de Santa Cruz se ha convertido en la principal ciudad del país, cobijando al 13.5 % de la población nacional y una tasa anual de crecimiento poblacional del 5.08 %.

La masiva migración producida a partir de los años 90, ha provocado un crecimiento caótico de la ciudad cuyos límites rebasan las expectativas de la planificación urbana original. Los nuevos asentamientos humanos fueron configurando las transformaciones urbanísticas ampliando la mancha urbana creando nuevos barrios, unidades vecinales y asimilando al área urbana poblaciones rurales aledañas. En la actualidad el área urbanizada se extiende a más de 30.000 hectáreas. Este fenómeno migratorio se manifiesta en una marcada urbanización de la pobreza que se concentra principalmente en los distritos situados fuera del cuarto anillo de circunvalación.

Ante este panorama, la Fundación PAP ha trabajado desde el 2002 en la temática de la Desconcentración Municipal, buscando iniciar y fortalecer procesos que cumplan con dos propósitos:
Acercar el gobierno municipal a l@s vecin@s mediante la prestación de los diferentes servicios públicos y
Descongestionar al poder central a través del fortalecimiento operativo y técnico de las Sub Alcaldías.

Enfoques de trabajo

  • Eficacia, Eficiencia y acercamiento real a los vecinos. La desconcentración se constituye en uno de los medios para romper con la lógica vertical de una tradición centralista de administración del Estado en la gestión pública.
  • De la desconcentración hacia la descentralización en un proceso gradual. La desconcentración si no se orienta hacia un proceso de descentralización no tendrá grandes beneficios para los vecinos(as) puesto que no podrán satisfacer efectivamente la demanda vecinal, si no existe la transferencia de recursos de parte de la instancia central y también plena facultad en la toma de decisiones.
  • De carácter participativo con capacidad de decisión. La participación ciudadana es un elemento central para que el proceso de desconcentración alcance resultados satisfactorios para l@s vecin@s.
  • Alivio a la pobreza.- Sólo es posible creando las condiciones sociales, políticas y económicas para superar las brechas de inequidad, lo cual significa brindar las oportunidades para que todos los actores involucrados en el desarrollo y búsqueda de mejores condiciones de vida actúen de manera coordinada en esta dirección, potenciando las habilidades que cada uno de ellos tiene en sus propios espacios.
  • Con enfoque de Genero y generacional. En todo el proceso estos elementos deben ser transversales, porque se considera que solo puede haber un avance en la reducción de la pobreza si se toma en cuenta aspectos estructurales que impiden la igualdad y equidad social.
  • Medio ambiente. Aproximando la gestión municipal a los y las vecinas y generando sentido de corresponsabilidad es posible valorar el hábitat y medio ambiente como sustanciales para vivir con calidad, el mismo que se ve más afectado en espacios de pobreza, por la falta de acceso a recursos, información y servicios públicos.

 

Calle Fabián Vaca Chávez # 3280  Villa Warnes – 591 3  3596973;  591 3  3596974 .  general@pap-scz.org

© 2011 Fundacion PAP |  Potenciado por Zundi  |  Santa Cruz - Bolivia